El Trabajo Social Argentino ha entrado en un acelerado proceso de cambio

PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE FAAPSS en el acto de presentación del ante proyecto de Ley de Federal de Trabajo Social

Sra. Ministra de Desarrollo Social de la Nación Dra. Alicia Kirchner, Jefa de gabinete Lic. María Cecilia Velázquez, Diputada Nacional y Presidenta de la Comisión de Salud y Asuntos Sociales del Honorable Congreso de la Nación Lic. Andrea García, diputados nacionales, funcionarios…

Antes que nada quiero agradecer especialmente y en nombre de la Federación que presido a la Ministra de Desarrollo Social de la Nación Dra. Alicia Kirchner por el apoyo político-institucional que ha brindado no sólo a la iniciativa que hoy venimos a presentar, sino también a esta gestión que tiene la responsabilidad de conducir el destino del trabajo social argentino por los próximos años….

También y en nombre de nuestra Federación quiero agradecer a la Diputada Nacional, Lic. Andrea García, por haberse interesado en el Anterpoyecto de Ley y ser quien la presente en el Honorable Cámara de Diputados de la Nación.

Sin lugar a dudas éste es un día histórico para nosotros, los/as trabajadores/as sociales del país, ya que por primera vez en la historia estamos convocados por el Estado Nacional a presentar en sociedad el ANTEPROYECTO DE LEY FEDERAL DE TRABAJO SOCIAL que hemos estado trabajando en nuestra Federación por un período de más de tres años.

Pero como todo proceso histórico, esta idea no comenzó hace tres años, sino que comenzó a pensarse y debatirse al interior del colectivo profesional, allá por mediados de la década del 60, en los albores de la denominada Reconceptualización de Trabajo Social. Por esas épocas ya se planteaba la necesidad de contar con una ley que aglutinara e incluyera a todos los trabajadores sociales del país. Hasta se había llegado a conformar una COMISIÓN PRO-LEY con el objetivo de comenzar a elaborar el proyecto

Sin embargo, la nefasta dictadura cívico-militar iniciada en 1976, no sólo aborta este proceso, sino que arrasó con todo el movimiento de reconceptualización y con él el intento de consolidar un proyecto profesional crítico y liberador.

Luego vendría la segunda década infame, como ha denominado la colega Estela Grassi, a la década del 90 y con ella la profundización de un trabajo social tecnocrático y aséptico, época del sálvense quien pueda, del no te metas, del desmantelamiento del aparato productivo, de flexibilización laboral, tiempos de relaciones carnales con los EEUU, donde los/as trabajadores sociales no pudimos más que sobrevivir y acompañar como se podía a los sectores excluidos de nuestra sociedad, quedando nosotros tan vulnerables como ellos.

Hoy, mirando en retrospectiva, podemos afirmar que el Trabajo Social Argentino ha entrado en un acelerado proceso de cambio, y esto no es casual, sino que, muy por el contrario, quienes no creemos en los procesos endógenos de nuestra profesión, sostenemos que este cambio se da en el marco de un nuevo proyecto de país, donde lo político y la política volvió a ser lo urgente, donde los fondos buitres encontraron un duro vallado en su intento por poner de rodillas a países soberanos que han decidido vivir libremente y, en el caso de nuestro país con independencia económica y justicia social. Por eso creo que este momento tiene un gran significado político y para nuestra profesión constituye un hecho trascendente e histórico.

Esta iniciativa viene coronando un proceso de cambio que iniciamos cuando asumimos el desafío de conducir el destino de nuestra Federación y lo hicimos con la convicción de que era necesario y de una vez por todas, vincular el proyecto profesional con el proyecto de país y superar aquella vieja idea de asepticismo político y de prácticas individualistas, vinculadas más a un pensamiento burgués y aristocrático que a las necesidades del pueblo y de la propia profesión.

Uno de los cambios más significativos que marca este nuevo rumbo del trabajo social argentino y que rompe definitivamente con la tendencia conservadora presente durante muchos años en nuestra profesión, es el cambio de fecha que conmemora el día de los/as trabajadores/as sociales en Argentina, fijando como nueva fecha, el 10 de diciembre de cada año, en coincidencia con el Día Internacional de los Derechos Humanos.

Sabemos que los Derechos Humanos no son privativos del trabajo social, pero es innegable la vinculación de nuestra profesión con los mismos porque constituye nuestro norte y el horizonte de sentido más profundo de nuestro ejercicio profesional.

Tampoco podemos negar las luchas en las cuales han participado muchos trabajadores sociales y estudiantes de trabajo social por la reivindicación y la vigencia de los Derechos Humanos y por la consolidación de la democracia como sistema de vida. En esta lucha han perdido la vida, han sido torturados, asesinados y obligados a irse del país, muchos colegas y estudiantes de trabajo social.

En este sentido, tampoco es casual que este Anteproyecto de Ley Federal de Trabajo Social se presente en el marco de la consolidación de 30 años de democracia. El proceso de consolidación del Trabajo Social como profesión, y como campo disciplinar no se dio por fuera de la consolidación de la Democracia como sistema de vida en nuestro país, la que implicó un continuo y progresivo reconocimiento de derechos que, por supuesto, no estuvo exento de luchas y conflictos, como todas las conquistas sociales;

A continuación me gustaría compartir con ustedes la resolución de Junta de Gobierno donde se aprueba el texto del anteproyecto que hoy estamos presentando ya que allí están los principales argumentos y los objetivos del mismo….

RESOLUCIÓN JG Nº 2/13

San Carlos de Bariloche, 30 de Noviembre de 2013.

VISTO:
La reunión de Junta de Gobierno de esta Federación, que se celebra en esta ciudad, durante los días 30 de Noviembre y 1º de Diciembre de 2013; y

CONSIDERANDO:
QUE en la misma se trató la aprobación del texto definitivo del Anteproyecto de Ley Federal de Trabajo Social y los fundamentos del mismo;
QUE este Anteproyecto se inscribe en un largo proceso de lucha histórica que venimos llevando a cabo los/as Trabajadores/as Sociales del país, desde mediados de la década de 1960, con el fin de lograr la sanción de una Ley Federal de Trabajo Social que establezca para todo el país el marco general y las condiciones en lo que hace a formación, competencias, derechos y obligaciones para el ejercicio profesional;

QUE a pesar de los esfuerzos realizados durante varias décadas, los profesionales del Trabajo Social del país no pudimos contar hasta ahora con una norma federal para la profesión y sólo existen legislaciones locales que se fueron sancionando para cubrir el vacío legal y especialmente para poder organizar los Colegios y Consejos Profesionales encargados del otorgamiento y control de la matrícula habilitante para el ejercicio profesional;
QUE más allá de la vigencia de estas legislaciones locales y subsistiendo la necesidad de una ley de alcance federal, en el año 2011 la Comisión Directiva de esta Federación vuelve a impulsar el tema y se inicia un nuevo proceso de discusión que se lleva a cabo durante los años 2012 y 2013 en el seno de esta Junta de Gobierno;
QUE el Anteproyecto de Ley tiene por finalidad establecer un marco general con carácter de orden público para el ejercicio de la profesión de Trabajo Social en todo el territorio de la República Argentina, sin menoscabo de la aplicación de las leyes locales que rigen en materia de matriculación, fiscalización y control del ejercicio profesional por parte de los Colegios y Consejos Profesionales;
QUE el Anteproyecto tiene por objetivos: 1º) Promover la jerarquización de la profesión de Trabajo Social por su relevancia social y su contribución a la vigencia, defensa y reivindicación de los Derechos Humanos, la construcción de ciudadanía y la democratización de las relaciones sociales; 2º) Establecer un marco normativo de carácter general para la profesión de Trabajo Social en Argentina, sin perjuicio de la aplicación de las normas locales que regulan la matriculación, fiscalización y control del ejercicio profesional; 3º) Establecer las competencias profesionales de los/as trabajadores/as sociales en todo el territorio nacional; 4º) Proteger el interés de los ciudadanos, generando las condiciones mínimas necesarias para la prestación de servicios profesionales con competencia, calidad e idoneidad; 5º) Ampliar la obligatoriedad de la matriculación para el ejercicio profesional en instituciones nacionales, binacionales e internacionales con representación en el país y 6º) Regular los derechos, obligaciones y prohibiciones en relación al ejercicio profesional de Trabajo Social en todo el territorio nacional;

QUE estos objetivos se fundamentan en que el proceso de restitución y ampliación de derechos, iniciado en el año 2003 en nuestro país, así como también la sanción de nuevas legislaciones sociales en materia de salud mental, salud sexual y reproductiva, educación sexual integral, violencia de género, niñez y adolescencia, trata de personas, entre otras, han influido en el colectivo profesional de los/as Trabajadores/as Sociales, por cuanto han implicado nuevas demandas de intervención profesional, mayor cantidad de profesionales, nuevos campos ocupacionales y la necesidad de actualización y perfeccionamiento ante las mayores exigencias profesionales derivadas de las nuevas legislaciones;
QUE asimismo se fundamentan en que la ampliación de derechos sociales, la complejidad de los problemas sociales, los nuevos procesos de construcción de ciudadanía, las nuevas identidades de género, la igualación de derechos y en general el proceso de reconocimiento de derechos e inclusión social, por el cual viene atravesando nuestro país, implican nuevos desafíos y responsabilidades para los/as Trabajadores/as Sociales y por lo tanto la necesidad de jerarquización de la profesión, estableciendo la obligatoriedad de la formación universitaria con el fin de proteger el interés de los ciudadanos, toda vez que las intervenciones profesionales implican un alto grado de responsabilidad social ya que pueden poner en riesgo de modo directo la vida y los derechos de la población, como asimismo la salud, la seguridad, los bienes o la formación de los ciudadanos.
QUE los objetivos mencionados también se fundamentan en la necesidad de proteger a los profesionales que intervienen en problemáticas o situaciones sociales que implican altos riesgos para la integridad física o la salud de los mismos, teniendo en cuenta no sólo los casos de amenazas de muerte, golpes y asesinatos de profesionales que vienen ocurriendo en el país desde hace un tiempo a esta parte, sino también el acelerado proceso de desgaste y deterioro profesional que conllevan las intervenciones en estos contextos;
QUE el referido Anteproyecto de Ley viene a concretar una vieja aspiración de los/as Trabajadores/as Sociales del país, de contar con una ley federal que jerarquice la profesión mediante la formación universitaria y establezca el marco general en lo que hace a competencias y condiciones para el ejercicio profesional en todo el territorio argentino;
QUE la oportuna sanción de este Anteproyecto significará sin dudas otro hito histórico en la trayectoria del Trabajo Social Argentino, tal como fue el cambio de fecha del Día del Trabajador/a Social en Argentina dispuesto por Resolución Nº 1/12 de esta Junta de Gobierno;

POR ELLO,
LA JUNTA DE GOBIERNO DE LA FEDERACION ARGENTINA DE ASOCIACIONES PROFESIONALES DE SERVICIO SOCIAL (FAAPSS)

R E S U E L V E:
ARTÍCULO 1º.- APROBAR el texto definitivo del Anteproyecto de Ley Federal de Trabajo Social que como anexo forma parte de esta Resolución.
ARTÍCULO 2º.- AUTORIZAR a la Comisión Directiva de esta Federación a presentar el Anteproyecto ante las instancias que correspondan para su posterior tratamiento por el Honorable Congreso de la Nación Argentina.
ARTÍCULO 3º.- REGISTRAR la presente Resolución y archivar el original por Secretaría.

Esta ley está pensada para aquellos colegas que en este momento están en sus puestos de trabajo, en sus puestos de lucha en todos los rincones del país.

Colegas que día a día, de manera anónima y silenciosa y, a pesar de las adversidades cotidianas, hacen patria, apuestan a un proyecto colectivo y apuestan a esta maravillosa profesión.

Muchas gracias!!!!

Dra. Silvana Martínez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s